Mi familia

Comencé a escribir cuando nos dimos cuenta que estaba embarazada de nuestra primera hija, Eva Noa. Sentía la necesidad de desahogar los cambios que estaba viviendo con el embarazo. Encontré en la escritura una manera de meditar en todo aquello; muchos sentimientos, abrumadores pensamientos, una sensación de responsabilidad, inmensa curiosidad y profundo agradecimiento. La maternidad y crianza me han inspirado de una manera muy especial y estoy dispuesta a compartir lo que he aprendido y lo que voy aprendiendo en este viaje maternal.

 

Siendo muy honesta, no pensaba publicar mis pensamientos e intimidad por temor a ser juzgada, malinterpretada, y mucho menos con la intensión de ofender a alguien. Sin embargo, creo firmemente que somos seres sociales; y la crianza, como uno de los fundamentos de la sociedad, fue diseñada para vivirse en comunidad, en familia, en tribu.

 

Cuido a mis hijos tiempo completo, un medio tiempo trabajo para una organización cristiana y el resto para proyectos personales. Tengo un bachillerato en Enseñanza del Inglés, no obstante, no ejerzo en un centro educativo. Me encanta aprender, y estoy cursando actualmente LESCO 1. He tomado diferentes cursos a lo largo de mis 30 años; bailé ballet, saqué Generales de la UCR y primer año de Educación Primaria, estudié un año de Biblia, perspectivas del movimiento cristiano, un año costura, he tomado cursos de escritura y de mis pasatiempos favoritos es leer. Me divierte muchísimo hacer cosas manuales, pero ahora no tengo mucho tiempo para eso. Nuestro segundo hijo, Paulo, nació hace diecisiete meses y necesita mucha de mi atención.

 

Vivimos en la montaña, por lo que nuestro ritmo de vida es más lento que el de la ciudad y esto nos ha permitido criar a nuestros hijos en un ambiente natural, simple y pacífico.

 

Soy fiel creyente de las enseñanzas de Jesucristo, y he dedicado mi vida a conocerlo profundamente junto a mi familia.

 

Hoy, Mari me abre un espacio para compartir en su blog lo que Dios me ha ido enseñando en el camino. No estoy ni cerca de ser experta en ninguna área, tengo solo cuatro años de ser madre; sin embargo, esta aventura me ha desafiado como ninguna otra, la he tomado muy en serio y me apasiona aún en los días difíciles.

 

Las invito a leerme y apasionarse conmigo; y a descubrir juntas lo que significa criar bajo la gracia de Dios.

 

Atte: Raque

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.